domingo, julio 02, 2006

Chavela Vargas asegura que el mundo está «huérfano de poesía»


La cantante Chavela Vargas dijo ayer que la música «no tiene fronteras» porque todas tienen «un final, un grito de dolor, de angustia y un llamado al amor», aunque ahora «estamos huérfanos de poesía», pues «pasamos una crisis de compositores» que cantan «a la gasolina», lo que es «detestable». Así lo manifestó la intérprete mexicana en una rueda de prensa en el Auditorio de Tenerife, donde hoy ofrecerá un concierto, y en la que afirmó que todas las músicas del mundo tienen un mismo fin, ya sea el tango o el corrido, pues acaban «en un grito de rebeldía y hasta los rockeros al final tienen tristeza». «Todas las músicas del mundo tienen algo en común y no debería haber fronteras ni para ellas ni para los músicos, que deberíamos viajar sin pasaporte y llevar violines y guitarras en vez de cañones y metralla, pues así no habría tanto dolor ni angustia, porque con la música hasta las cobras se amansan», añadió. No obstante, la cantante de La llorona insistió en que el amor y la angustia «van unidos», porque el ser humano pierde toda la felicidad cuando está enamorado y entonces llega a la desesperación «y por eso empecé a beber, porque estaba muy triste», aunque finalmente reconoció entre risas que «bueno, eso es la excusa». A sus 87 años cree que la vida que ha llevado es la que la conserva, pues se habrá tomado «unos 40 ó 40.000 litros de tequila» y piensa donar el hígado cuando se muera, porque «me falla todo» menos este órgano. Ya sin tequila. Ahora ya no toma tequila, puntualiza, aunque terminó la frase con un «lástima», y rememora que junto con el compositor José Alfredo Jiménez era «muy cliente» de una cantina de México que consideraba de su propiedad, ya que «me lo tomaba todo y cuando llegaba decían: ahí viene la Vargas, la dueña del bar». «Bebíamos todo el día y toda la noche y José Alfredo escribía canciones en todos lados, en el suelo, en las mesas o en las servilletas», recordó la cantante de Somos , que grabó su primer disco en 1961. Chavela Vargas aseguró que Jiménez tenía «hermosura en el alma y en su borrachera hablaba con Dios, con letras en las que había poesía, que es lo que falta hoy en día». Apuntó también que a los compositores mexicanos no les gusta darle canciones «porque me las apropio», y confesó que cuando se enfrenta a un tema nuevo «me agarro a una frase para soltar todo el caudal de poesía de la canción». «Me he pasado la vida buscando canciones tristes, dolorosas y alegres», dijo Vargas, quien promete para su concierto de Tenerife «un collage de todo lo que lleve al sentimiento, al amor, la pasión y el desencuentro». Agregó asimismo que no le tiene miedo a la muerte, pues se teme lo desconocido pero ella opina que debe ser «muy hermosa», porque imagina que será «pasar a otra dimensión».

Fuente oficial: Diario de León

Etiquetas:

3 Susurros:

Anonymous marta drooker said...

Aquí estoy conociendo tu nuevo bunker. Gracias por invitarme.
No hay dudas ya con Chavela: ella nos estremece.
Si Alejandra decía que la poesía es el lugar donde todo ocurre, ¿no acordarías con que Chavela es ese lugar?
Un fuerte abrazo

jue. jul. 06, 09:30:00 a. m. 2006  
Blogger dIEGO PASSAMONTE said...

"Las amarguras no son amargas...cuando las canta Chavela Vargas...". Ojala todo fuera un monólogos de ella. Saludos.

vie. jul. 07, 12:41:00 a. m. 2006  
Anonymous Rosa Roja said...

Martha!! Completamente de acuerdo con vos. Alejandra es a la poesía lo que Chavela es a la música. Es imposible que pasen desapercibidas. Las lees, escuchás y quedás subyugada.
Besos!.

Diego: tal cual! Si se piensa qué paz puede dar esta mujer a pesar de todo lo que ha sufrido. Es increíble pero real. Eso es lo que admiro, su fortaleza.

sáb. jul. 15, 03:49:00 p. m. 2006  

Publicar un comentario

<< Home